NYE - ¿Qué es el Reto DS 2018?

reto copy.jpg

Los animadores, diseñadores y artistas trabajamos un poquito diferente al resto de las carreras. Un licenciado en administración de empresas o un ingeniero no necesita demostrar lo que hizo en sus trabajos anteriores sino solo contar con un currículum y referencias, pero los creativos la tenemos mucho más difícil. 

Para poder vender nuestros servicios (o a nosotros mismos como empleados) debemos contar con todos los requisitos usuales (referencias, currículum, carta de presentación, etc.).

Nuestra imagen depende, además, de estar presente en redes sociales, tener un portafolio en línea (y a veces impreso) pero lo más importante: un video en donde se muestre nuestro talento de animación. Este video recibe el nombre de "demo-reel" y lo usual es tener uno nuevo cada año o cada dos años. Debe durar entre 30 seg y 2 minutos, pero la mayoría de los reclutas de los estudios de animación sugieren 1 minuto como duración ideal. 

Tener un minuto de animación cada año se dice fácil pero, en la vida real, un demo-reel o un portafolio actualizado es algo más complejo en la mayoría de la gente. La vida diaria nos exige muchas otras actividades, sobretodo si ya tenemos trabajo o si somos estudiantes de tiempo completo. 

Muchos animadores estudian la carrera y después se dedican a otra cosa, otros entran a trabajar a un estudio en la parte técnica y no generan un demo-reel como tal. Esta clase de trabajos no les permiten tampoco añadir cosas a su portafolio.

También existe el caso en donde los estudios tardan mucho tiempo en sacar el contenido por problemas legales o acuerdos de negocios y el trabajo realizado envejece, siendo ya obsoleto como para presentarlo en un demo-reel.

En el peor de los casos, los animadores dejan de lado sus proyectos personales para dedicarse de lleno a su vida laboral. Esto no siempre es malo pues algunos animadores tienen su pasión dedicada a su trabajo, pero otros animadores pueden llegar a deprimirse por trabajar solamente en proyectos ajenos y eventualmente olvidan los propios y se resignan a nunca lograrlos. Para colmo, muchos de estos proyectos no llenan sus expectativas personales y por ende nunca actualizan su demo-reel ni su portafolio.

Ser cada vez mejores es algo indispensable en nuestra carrera; trabajar en nuestras propias ideas nos ayuda a tener una mente creativa y a no perder nuestra identidad como artistas, pero más importante aún es practicar todos los días para entrenar nuestra técnica.

También es indispensable no desanimarse. Por más difícil que sea, no debemos sentirnos mal cuando otra persona no gusta de nuestra animación o dibujo. Simplemente hay que comprender que es nuestro trabajo y lo hacemos porque lo amamos. De esa manera comprendemos que los animadores somos ciegos ante nuestros errores y necesitamos a otra persona que sepa y que juzgue nuestras escenas (un supervisor o un colega). Los animadores vemos la misma escena una y otra vez es normal que se nos pase algún gesto o que pierda realismo algún movimiento y que otra persona lo señale y diga "ahí se ve un poco lento" o "no se nota el peso en ese segundo". Eso es parte del equipo, se necesita para mejorar. Participar activamente en los grupos de Feedback y corregir nuestras animaciones nos llevará a elevar nuestra calidad técnica y por ende a conseguir mejores empleos, mejores clientes o mejores resultados propios.  

Por estos motivos y muchos más creamos el Reto DS 2018 que es una serie de ejercicios que elaboraremos juntos en el grupo de Facebook cada semana. Este reto tiene como propósito mejorar tu demo-reel y también tu portafolio de arte conceptual. Al final del año, para el 2019, podremos presentar nuestro trabajo actualizado que muestre nuestro avance sin excusas. 

Puedes ver más sobre el calendario haciendo click aquí.  Puedes unirte al grupo de Facebook haciendo click aquí.