CLIENTES - 5 razones por las cuales tu cliente escapa.

CLIENTES

Como artista he estado de ambos lados: desde la perspectiva de quién vende como de la perspectiva de quién compra. He escuchado de mis colegas muchas quejas con respecto a los clientes “no paga a tiempo”, “no sabe lo que quiere”, “exige cosas tontas”, "lo quiere para ayer", entre otras.

Ciertamente, cuando trabajas para malos clientes te expones a tener malos resultados. Sin embargo también existe el otro lado de la moneda, que son aquellas cosas que algunos artistas, diseñadores o animadores suelen hacer mal y por eso no se les toma en serio en negocios

¿Porqué tus clientes escapan?
Aquí 5 razones que debes evitar a toda costa:

1. Cobras demasiado barato.
Si eres uno de esos artistas tímidos que no cobran su trabajo o cobran una miseria sólo por ser “buena onda” toma en cuenta que nadie se hace rico regalando dinero. No cobrar tu trabajo implica que te vean como tonto, no como una buena persona. ¡No regales tu trabajo nunca! Sin importar que tan fácil fue para ti, te aseguro que no cualquiera puede hacer lo que tu haces. Tu talento en buenos ojos harán de alguien millonario, no permitas que te exploten.*

*Aplican restricciones como tu mamá, tu hermano o ese mejor amigo que siempre se queda a limpiar después de las fiestas en tu depa ¡pero nadie más!

2. No valoras tu trabajo.
Cuando una persona te dice “que bonito dibujas” al ver uno de tus dibujos no respondas diciendo “es horrible”. Es una de las peores cosas que puedes hacer. Si alguien se está tomando el tiempo de apreciar tu trabajo lo primero que debes responder es “gracias” y si es posible dejarle en claro “sigo practicando para ser mejor". Si tienes una tarjeta de presentación no dudes en extenderla. Nadie quiere hacer negocios con una persona que no reconoce lo que tiene. Es como llegar a un restaurante y decir “esto se ve delicioso” y el cocinero responda “¡sabe horrible!”.

3. No entregas a tiempo.
Si un artista dice que tendrá el diseño, la obra o la página de internet en ciertos días, esos días deben ser. La práctica y la experiencia es lo que te hacen conocer tus horarios y tus tiempos de entrega. Si no eres capaz de llevar ese calendario no eres profesional , te arriesgas a que el cliente cancele y no pague. Es lo justo, yo no le pagaría a un repartidor de pizza si me trae mi entrega después del tiempo límite, Imagina tu comida fría y asquerosa porque el repartidor se fue de fiesta en jueves y no tuvo tiempo de llevarla hasta el miércoles.

4. No firmas contratos.
Hace unos días discutía esto con un amigo: No firmo contratos porque el cliente se espanta. Y repito mi respuesta hacia él: Un cliente que no quiere firmar un contrato no va a pagar tu trabajo. Encontrará cualquier excusa para no dar un anticipo y NO va a pagar al final. Si un cliente se espanta con un contrato, deja que se vaya, al final de cuentas no iba a pagarte. Tu trabajo vale ser protegido. Además un contrato permite que las cartas se pongan sobre la mesa: cuánto va a costar, cuándo se va a entregar, bajo que normas y cuántos cambios se le podrán hacer. No tengas miedo de perder un mal cliente. Los buenos clientes queremos: contratos (para proteger nuestro anticipo), recibos y, a veces, facturas.

5. No tienes un proceso creativo definido.
No puedes convencer a un cliente diciendo que vas a hacerle un trabajo creativo sin decirle cómo van a trabajar. Muchos clientes tendrán tiempo para ti y otros no. Existen diferentes tipos de clientes, pero todos necesitan saber cuántos días y cuántos pasos requieren de su revisión o presencia. No puedes jugar con el tiempo de la gente, no sería justo porque todos tenemos una agenda y cosas que hacer.

Finalmente...

Estudia negocios, practica para ser mejor artista, justifica tus obras, dale un valor agregado y ten un portafolio para mostrar al cliente tu potencial. Si no tienes algo que mostrar es poco probable que alguien quiera comprarlo. Entiendo que no tendrás un portafolio de cada cosa que el cliente quiera, pero al menos lo suficiente para convencerle de que sabes y puedes hacerlo. Convierte tu trabajo en la mejor opción. La competencia creativa es muy dura, porque existen grandes talentos allá afuera, pero estos 5 errores son algo que he notado en el 60% de los artistas con los que he trabajado y con los cuales, sin importar que tan talentosos sean, jamás volveré a trabajar.

@isha_lia