MDM - ¿Cómo lograr que tus alumnos aprovechen mejor las clases?

MANUAL DE MAESTROS

Existe la carrera de animación, las clases de animación dentro de otras carreras y las materias que van cercanas a la animación aunque no sean propiamente de ello. En cualquiera de los tres casos los maestros deben recordar ciertas cosas que les ayudarán a que sus alumnos comprendan mejor el tema y lo apliquen en la disciplina correspondiente. Así pues ¿Cómo lograr que tus alumnos aprovechen mejor las clases?

 

1. Da tu clase al 200%

Tus alumnos esperan de ti mucho profesionalismo. Asegúrate de ser de esos maestros que motivan al alumno a trabajar para ganar dinero y al mismo tiempo amar su trabajo. Dar la clase al 200% significa hacer un esfuerzo para que tus alumnos comprendan el tema a gran nivel. El alumno y el maestro crecen mutuamente, ellos expresan sus preocupaciones y tu les explica cómo funciona la industria en el mundo real, en algunos casos tendrás que investigar cosas que no sabías y dedicar tu día a leer para actualizarte. Si tu clase resulta realista e innovadora tus alumnos se verán más interesados y se comunicarán contigo con confianza.

2. Toma los 10 minutos finales para repasar.

Recuerda a tus alumnos la tarea antes de que abandonen el aula para que no queden dudas sobre qué quieres que realicen. Es recomendable dejar tarea todas las clases, tareas que le lleven al alumno al menos una hora o dos de su día. Diez minutos antes de que acabe la clase resume lo visto en tres puntos claros y objetivos que le permitan al alumno llevarse tres cosas importantes que vieron y que deben aplicar a la hora de trabajar.

3. Permite los descansos y los momentos de “relax”

Permite que tus alumnos se tomen descansos al menos cada hora, recuérdales que deben tomar agua y caminar. En el mundo de la animación real trabajarán ocho horas en un studio de animación (mínimo): caminar y tomar descansos es una de las medidas de salud más recomendables para evitar el estrés y recuperar las fuerzas creativas. Deja que se rían en clase y comenten, que disfruten el momento; es decir, que tu clase no sea un momento de estrés por aprender sino uno de descubrimiento. Puedes dar brakes de quince minutos cada hora y media o tomar la clase al aire libre.

Las clases así suelen ser más cómodas y por lo tanto más esperadas por los alumnos durante la semana. Las clases que los alumnos más recordarán cuando egresen serán aquellas que verdaderamente les ayuden en el mundo profesional.ç

@isha_lia