5 MITOS DE SER ANIMADOR

CINCO MITOS DE SER ANIMADOR

Me he dedicado a responder las dudas de algunos usuarios que me preguntan si deben o no estudiar animación. Un amigo de Ensenada me preguntaba si debía o no estudiar animación por temor a no sobrevivir. Quise hacer este artículo para desmentir algunos mitos de mi carrera, de paso añadí algunas otras preguntas que me han mandado, espero que les ayude:

Los animadores nos enfrentamos al desafío social cuando en una reunión familiar nos preguntan ¿y tu que estudias? pudimos haber contestado diseño, cine, artes, comunicación, medios audiovisuales ¡o lo que sea! pero cuando decimos "animación" la cara de nuestros interlocutores siempre tiene un gran signo de interrogación ("?") mientras asiente lenta y repetidamente.

Inmediatamente después vienen algunas preguntas que pueden ir desde "¿qué es eso?" y en el peor de los casos hasta un "¿animador de fiestas?" con tono de burla para suavizar la plática.

Especialmente si eres mexicano tendrás que soportar la burla típica por parte de tus tíos los ingenieros, los abogados y alguno que otro financiero. Y después comienzan las advertencias y los mitos que tanto persiguen a los estudiantes o aspirantes de animación:

Mito #1: Si estudias animación te vas a morir de hambre

Lo mismo que pasa con los aspirantes a música, a fotografía o a actuación: comienzas a hablar de tu carrera -que para colmo no es nada barata ni sencilla- y lo único que escuchas a tu alrededor es un "pobre, se va a morir de hambre" y rematan con un "¿y de qué puedes trabajar?"

Ahí tenemos al espécimen "aspirante de animador" con la garganta hecha nudo tratando de explicar de qué demonios va a trabajar. Creo que nadie de ninguna carrera sabe con exactitud de qué va a trabajar cuando se gradúe, pero uno siempre trata de quedar bien, y no puede decir cualquier cosa, así que usa la respuesta polight del animador acorralado: "pues puedo trabajar en Pixar, Disney, Dreamworks o en cualquier studio"

Los animadores realistas sabemos que Disney, Pixar y Dreamworks no te van a contratar saliendo de la carrera, y mucho menos saliendo de una escuela mexicana de animación. Studios de esa categoría piden un minímo de 5 años activos de producción en animación en cualquiera de sus campos. Claro que pueden existir excepciones, y otros mexicanos como esa gente que se graduó con el mejor demoreel de Calarts o que hayan tomado una especialidad en Gobelins y de pronto han intensificado su poder. Pero vaya, ninguno de nosotros esperamos estar en Disney de la nada con un demoreel de equiz unviersidad mexicana.

Y sin embargo, por estudiar animación no te vas a morir de hambre. Los animadores tenemos el mismo campo de trabajo que cualquier otra persona de las mismas ramas que ya mencioné anteriormente. Probablemente dependerá de tu talento y de las ganas que le eches al trabajo -como obviamente pasa en toda la industria- pero definitivamente, repito, no te vas a morir de hambre por estudiar animación.

Existen studios mexicanos de animación, en este momento, de hecho, se están trabajando proyectos sumamente interesantes en nuestro país. Mientras tanto, en otros lugares de Latinoamérica, como Costa Rica y Argentina, la animación está tomando mucha ventaja. Es cuestión de buscar y de practicar.

Mito #2: Para estudiar animación tienes que dibujar bonito.

¡Que tontería! la animación merece dibujo, mucho dibujo, sobretodo si eres animador clásico o 2D, sin embargo, pierdes tu tiempo aprendiendo sólo ilustración si tu meta es ser animador. Necesitas aprender movimiento y representación. Lo más importante para un animador es conocer los pricipios básicos y aplicarlos. Casi me atrevo a decir que en lugar de aprender a dibujar, aprendas a hacer curvas y a manejar el sentido del tiempo. Y sin embargo, un estudiante de animación es completamente capáz de dibujar después de un tiempo de práctica. No dejes de estudiar animación sólo porque "no dibujas bonito" y sobretodo ¡no te compares con los demás!

Hace unos días, en una conversación con uno de los miembros del equipo de Disney (coordinador del equipo de 3D) se nos ocurrió preguntar que tan buenos eran sus skills de dibujo. Confesó que normalmente no dibuja y que de hecho se considera bastante malo. Cuando pregunté si podía ver alguna de sus ilustraciones me sorprendí de verla, no era tan mala, pero siendo honesta, cualquiera de mis amigos pudo haberla hecho. La diferencia entre él y nosotros es el manejo de la creatividad en 3D, cuando vemos como hace su trabajo, nos damos cuenta de sus habilidades en su campo.

No se trata de "dibujar bonito" o "increíble" se trata de "dibujar bien" en pocas palabras: saber qué estás dibujando y porqué. Y si tu meta es ser animador 3D, toma en cuenta que siendo del equipo de animación jamás dibujarás. El modelador (quién debe tener algunos skills de dibujo quizá o muy buen manejo de la herramienta) es quien te dará el modelo, tu sólo te concentrarás en el acting y en las curvas. Lo cual tampoco es nada fácil pero no es nada que no se pueda aprender.

Mito #3 : Los animadores no duermen, no ven a su familia, no viven.

Unos meses atrás pasé por una crisis existencial: seguir o no estudiando animación. Una carrera tan compleja como ésta que además merece mis 24hrs de existencia. Cuando me case mis hijos estarán en la escuela y yo estaré flipeando hojas, pensando en como hacer más caricaturas. Trabajando en un studio con gente igual de amargada porque ha dedicado su vida a dibujar... ¡si claro!

Por supuesto que no, los animadores tenemos un perfil obviamente diferente al del resto de la industria, eso es porque necesitamos imaginar todo el tiempo. La mayoría de las animaciones siempre indican al entretenimiento, necesitamos estar alegres para sentirnos creativos. Somos actores de tiempo completo.

Tenemos un horario de trabajo igual que los demás. A veces tenemos "animation emergency" y cuando el deadline lo amerita estamos horas extras, pero eso no quiere decir que no veremos crecer a nuestros hijos ni que nuestras familias nos abandonarán. Es cuestión de administrar el tiempo.

Cuando comencé a estudiar animación clásica me costó tres horas hacer una animación de 10 dibujos, ahora me toma 20 minutos. Los skills se van mejorando una vez que practicas y que aplicas los conocimientos. Los estudiantes de animación invertimos mucho tiempo en aprender, pero no quiere decir que nunca salgamos.

Mito #4: No estudies animación, los animadores no son formales y son esclavos de la industria.

Recuerdo que fui a una universidad mexicana -no diré a cual- para pedir información sobre la carrera de animación. El director de animación no estaba en ese momento así que me pasaron a ver a otro director de carrera. Me dijo que no estudiara animación porque no servía de nada; me dijo los 3 mitos anteriores y además agregó que somos "esclavos de la industria" que estamos por debajo de todas las otras carreras y que somos REEMPLAZABLES ... y esto es totalmente ¡FALSO!

Los animadores son formales. En los eventos de presentación y si te corresponde visitar a un cliente, deberás llegar temprano y vestir bien. Porque en muchas ocasiones los animadores vamos con los clientes para ofrecer propuestas o para escuchar sus necesidades. Especialmente si trabajas en México en donde no hay muchos animadores por studio. Es tu imagen profesional y tu madurez. Depende de ti no de tu carrera.

Y también necesitamos cumplir con horarios de trabajo y con deadlines. Aún los freelance.

Asistimos a congresos (cómo los médicos) para estar siempre a la vanguardia. Si un animador se queda atrás -especialmente si es un animador 3D- la industria lo desechará. No somos esclavos reemplazables, al contrario, un buen animador es muy difícil de conseguir y nadie puede reemplazar a un buen animador ¡nadie! porque ningún programador -por más bueno que sea-, diseñador gráfico, dibujante o actor puede reemplazar a un animador si no sabe animar. Lógico.

Mito #5: Los animadores no socializan sólo están jugando videojuegos y viendo televisión ¡ser animador es estar todo el día viendo televisión! es muy divertido.

Suena hermoso, pero lamentablemente no es así.

Los animadores no estamos todo el día jugando videojuegos o viendo caricaturas. Nuestro trabajo no depende de ir al cine ni de estar pegado en la televisión -aunque es una herramienta importante que debemos considerar- nuestro trabajo implica el desarrollo de nuestras habilidades técnicas y creativas. Tomamos mucho café, para estar despiertos, porque lo necesitamos cuando hay mucho trabajo, pero eso no es algo nuevo, todos los profesionales tienen etapas en donde hay mucho trabajo.

La mayoría de los animadores deben considerar ejercitarse: salir a correr, hacer algún movimiento. Es por salud. De hecho, la mayoría de mis maestros siempre han tenido una condición física envidiable.

Los animadores convivimos socialmente. Un animador freelance sin contactos puede despedirse de su carrera. Siempre estamos conectados a internet, mostrando lo que hacemos, buscando mejorar y aliarnos a proyectos. Especialmente si se trabaja en un studio, es imposible no trabajar en equipo. Si alguna vez te han dicho que los animadores somos antisociales y que nunca convivimos, deberían visitar un studio más a menudo. Por más talentoso que seas, si eres un antisocial, si odias el trabajo en equipo, si no eres amable, si sólo estás hablando de otros animadores en lugar de hacer tu trabajo valer, si eres envidioso o si no sabes competir sanamente: perecerás.

@isha_lia