SYN - Antes de abrir tu estudio ¿estás listo para sobrevivir?

Muchos cuando comenzamos a estudiar animación o diseño tenemos el sueño guajiro de iniciar nuestro propio estudio o agencia. Pero poner un negocio como éste requiere de mucho esfuerzo y más que  “ideas creativas e innovadoras”.

Ser una persona con talento en dibujo o haber visto caricaturas de niño no te llevará al éxito en los negocios. Es mucho más complejo que eso:

Abrir una empresa de cualquier tipo requiere de mucho estudio y observación. Se dice que para pensar en negocios se necesita un sexto sentido visionario. Prácticamente necesitas ver el futuro para contemplar problemas y atrapar oportunidades.

Ojalá fuera tan sencillo desarrollar las aptitudes para abrir una empresa porque existirían cada vez más, eso generaría empleo y haría crecer la economía. Sin embargo, se dice que de cada 10 empresas que abren en México 9 fracasan*. Eso quiere decir que sólo 1 empresa sobrevive para continuar trabajando el año siguiente. Esa empresa, además, tendrá que sobrevivir compitiendo.

Este tema, sin embargo, no es un tabú ni un misterio. Es algo completamente natural que se habla todo el tiempo entre dueños de negocios quienes intentan buscar soluciones. Algunas de las causas del problema se discuten una y otra vez, por ejemplo: la falta de clientes, la falta de oportunidades financieras (créditos), mala planeación, problemas en los procesos (ejecución), etc.

Es por eso que decidimos hacer esta lista rápida de 3 tips que te ayudarán a sobrevivir si estás por comenzar un estudio o agencia:

1.     Selecciona tu mercado meta con extremo cuidado y conócelo hasta el cansancio.

Trata de ir por clientes desatendidos para innovar y abarcar mercados en donde la competencia no te hunda.

Pero cuidado al seleccionarlo, uno de los errores más comunes es pensar que el mercado de un estudio que hace, por ejemplo, caricaturas para niños son... los niños.

La audiencia de la animación que el estudio produce quizá si son los niños (o mejor dicho, los padres de esos niños en el caso de querer venderles juguetes) ¡pero no el mercado del estudio!

El mercado del estudio son los inversionistas que apoyarán el proyecto. Por lo tanto los clientes no son los niños que ven el show sino los productores ejecutivos quienes darán el dinero. Esta confusión que parece tan obvia a simple vista ha logrado que muchos estudios no despeguen a nivel corporativo.

2.     Escribe tu plan de negocios en papel. No sólo lo sueñes, tienes que escribirlo.

Tienes que buscar en internet información sobre el negocio que quieres abrir y hacer cuenta ¿cuánto dinero vas a necesitar, cómo, cuándo y dónde lo vas a conseguir? Pero sobretodo: cuándo lo vas a recuperar.

Si te decides a obtener un crédito en algún banco piensa ¿las tasas de interés son viables?¿es este negocio lo suficientemente fuerte para garantizar el pago de esas tasas antes de que el banco me trague?¿Es verdaderamente un buen negocio?¿La rentabilidad merece la pena?

Piensa en el cliente ideal, ese que todos deseamos ¿cuánto puede pagar?¿cómo lo vas a convencer? Se trata de tener todo planeado. Como dije anteriormente:, se tiene que pensar siempre a futuro, observar el cambio, las necesidades de la comunidad y ofrecer soluciones por las cuales las personas estén dispuestas a pagar.

3.     No permitas que la calidad de tu trabajo caiga ni por un grado. Todos lo trabajos que tu estudio o agencia realice tendrán que ser uno mejor que el anterior.

En teoría aprenderás junto con tu equipo como desarrollar proyectos para el tipo de cliente que elegiste y eso te dará una de las cosas de más valor que no se pueden comprar con dinero: la experiencia.

Trata de no aumentar el precio a la par de la calidad sino de mantener la calidad en una línea en donde el precio no se vea afectado de manera considerable. Cuando los clientes que tienes se sientan satisfechos y noten que la calidad va en aumento se volverán fieles a ti y confiarán nuevos y mejores proyectos. Esos mismos clientes serán quienes te darán el reconocimiento para continuar con otros.

Aún cuando el tema es largo y lo iremos desarrollando en Deadline Survivor a través del tiempo en esta sección, mantén siempre los ojos abiertos a cursos de negocios y de educación financiera. 

Esperemos que en el futuro la industria mexicana se vuelva cada vez más fuerte y eso genere empleo para todos nosotros quienes deseamos dedicarnos de lleno al arte, por ahora ¡a sobrevivir!



¿Qué opinas? comparte con nosotros tu experiencia en tu estudio o agencia en los comentarios aquí en esta nota. También puedes dejar un "♥" si te gustó esta publicación.